Cómo superar la envidia hacia los demás

La envidia es muy destructiva, pero no porque nos hace miserables, sino porque ignoramos la grandeza que ya existe en nuestro interior por admirar la superficialidad de otros.

Cuando decidimos envidiar, decidimos ignorar nuestros sueños para admirar los sueños de otros, pero lo peor es que decidimos medir a las personas por sus logros y olvidamos los auténticos valores que nos hacen auténticos.

Como dejar de envidiar

Para dejar de envidiar solo tenemos que comenzar a admirarnos a nosotros mismos, quien tiene una imagen brillante de sí mismo, nunca envidia a nadie.

Por naturaleza cada individuo tiene un tesoro interno que lo diferencia de los demás de forma positiva, para dejar de envidiar tienes que encontrar ese pequeño tesoro.

Domina Tus Emociones: Una guía práctica para superar la negatividad y controlar mejor tus emociones (Colección Domina Tu(s)… nº 1)

¿Alguna vez te has sentido tan consumido por las emociones negativas que creías que nunca desaparecerían?

La solución para lidiar con las emociones negativas es entender cómo funcionan las emociones y aplicar técnicas específicas para asegurarte de que las gestionas de la manera más efectiva posible. 

Cuando seas capaz de reconocer tu propio brillo en tus talentos o en tu manera de ser, tendrás que aceptarlo y valorarlo desde el asombro de una persona que se redescubre.

Si decides medir tu valor por tus logros y por lo que tienes, siempre envidiaras a alguien que tenga más que tú, pero si decides reconocer tu pequeño tesoro interno, de manera natural, ya no tendrás nada que envidiar, por muy mal que te vayan las cosas en lo externo.

Como amarte a ti mismo de forma incondicional.

Como convertir la envidia en algo transformador

Cuando comiences a tener envidia de alguien que tenga algo que tú no tienes, cambia esa envidia por admiración y aprendizaje.

Primero tienes que pensar que tú partes de tu propio camino, y eso hace que otras personas hayan podido tener caminos más fáciles que tú, así que tú de alguna manera eres ya un campeón en tu propia vida que no ha sido tan fácil.

Segundo, cuando te encuentres a esa persona que parece vivir en la abundancia, toma la decisión de no envidiar y en vez de ello admira su talento y aprende de ella.

La sensación que tienes cuando decides abrirte a aprender de una persona a la que admiras es maravillosa, es una sensación tan enriquecedora que ya no deseas envidiar.

 

En resumen

No te sientas culpable por envidiar, estamos en una sociedad que nos ha motivado a desear lo que otros tienen y a olvidar nuestros valores más importantes.

Pero por mucho que logres y que tengas, si te sientes vacío, no vas a ser feliz, para sentirte bien, tienes que ser capaz de ver la grandeza que hay en tu interior.

No hay nadie mejor ni peor que tú, cada individuo tiene una misión en esta vida, que por muy pequeña que sea, es tan valiosa como la vida misma.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba