La filosofía de la tristeza

la filosofía de la tristeza

La tristeza es una de las emociones menos deseadas por las personas, ella es dolorosa y oscura e invita a que escapemos constantemente de lo que sentimos.

Pero el problema es que no podemos escapar de ella, porque por mucho que la ignoremos, ella se expresara de la mejor forma que encuentre.

Así que la tristeza se convierte en un problema sin resolver y debemos de tenerle igual de consideración que a la alegría, si queremos ser personas emocionalmente sanas.

Practicar la filosofía de la tristeza como una gran oportunidad

Los terapeutas nos recomiendan que aceptemos a la tristeza para que no bloqueemos nuestro interior con emociones que no sé expresan, pero en realidad deberíamos de ir más lejos y convertir la tristeza en una oportunidad para conocernos en profundidad.

Si nos dicen que tenemos que aceptar nuestra tristeza, porque si no a la larga nos sentiremos bloqueados, quizás hagamos caso porque sabemos que no nos conviene ignorarla, pero si nos dicen que la tristeza puede ser una oportunidad para crecer, entonces nos sintamos aún más motivados para aceptarla.

En todo caso se trata no solo de aceptarla porque debemos, sino porque sentimos necesidad de abrazar con más fuerza todo nuestro interior.

La tristeza nos expande si la atendemos y la comprendemos

Nunca valoraríamos el sol, si no conociéramos los días nublados, al igual que nunca apreciaríamos la alegría, si no conociéramos la tristeza.

Si estamos abiertos a comprender que la tristeza es tan necesaria como la alegría, no sentiremos rechazo a esa tristeza cuando apareciera en nuestra vida.

Cuando a la tristeza le añadimos nuestro rechazo a ella, lo que conseguimos es cerrarnos más a la vida y acabamos sintiéndonos aún peor.

Si abrazamos la tristeza como algo necesario y pasajero en nuestra vida que nos puede ayudar en estos momentos, entonces la tristeza es más calmada.

Abrazar a la tristeza es abrazar a nuestra totalidad

Detrás de nuestra tristeza hay una historia, ignorar nuestra tristeza es ignorar nuestra propia historia personal.

La tristeza entonces no solo tiene que ser aceptada, sino que también ser abrazada y comprendida mientras buscamos respuestas detrás de ella.

Debemos de profundizar en nuestra tristeza, preguntándonos que es lo que en realidad nos duele, que es lo que nos angustia en nuestras profundidades.

Nadie más que nosotros puede encontrar las respuestas de nuestro auténtico sufrimiento, así que nosotros somos los responsables de crear el mejor camino hacia nuestra verdad.

Cómo perdonarte a ti mismo y despertar a la vida.

El resumen de la filosofía de la tristeza

La vida no es vida sin todos los tonos de colores, al igual que tu vida interior no es vida sin la aceptación de todas las emociones.

La aceptación de la tristeza de alguna manera es la aceptación de la vida en su totalidad, ya que la vida es todo, lo bueno y lo malo.

Para ser una persona emocionalmente sana, tenemos que aceptar todas las emociones a la misma vez que las comprendemos y profundizando en lo que hay detrás de ellas.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba