Cómo pensar como un optimista y mantenerse positivo

“La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos.” — Marco Aurelio

La mayor diferencia entre humanos y animales es la capacidad humana de pensar.

Burlamos a todas las especies de la Tierra con el poder de pensar.

Redefinimos las leyes y construimos nuestro propio hábitat. Pero como dice el tío Ben…

Con un gran poder viene una gran responsabilidad.

Pensar es poder. Y es tu deber usar tu poder para el bien.

No desperdicies tu poder. Úsalo para mejorar tu vida y la de los demás.

«En lo que piensas te conviertes. Lo que sientes, lo atraes. Lo que imaginas, lo creas”. — Buda

No importa lo que hagas, no puedes decirle a tu cerebro que deje de pensar. De hecho, si le dices que se detenga, pensará aún más.

El acto de pensar es neutral. No es bueno o malo. Es lo que piensas y lo que haces con ello lo que define la calidad de tu vida.

Domina tu mente – Cómo usar el pensamiento crítico, el escepticismo y la lógica para pensar con claridad y evitar ser manipulado: Técnicas … (Aprendizaje y reingeniería del pensamiento)

¿Sabías que constantemente estás siendo manipulado y ni siquiera te enteras? ¿Y qué cuando tomas una decisión no consideras la información relevante, sino solamente la información que confirma tus creencias? ¿Te gustaría aumentar tu inteligencia?

1. Resta y suma

La mayoría de tus pensamientos provienen de tu entorno.

Lo que ves o experimentas es lo que piensas. No puedes dejar de pensar en lo que está justo en frente de ti.

Tu entorno debe traer pensamientos positivos, útiles y creativos a tu mente.

Sustraer

Elimina todas las cosas y personas de tu entorno o rutina que traen pensamientos inútiles a tu mente.

Si no puedes eliminarlo, aprende a ajustarte entrenando tu mente para dar baja prioridad a tales cosas o personas.

A veces, tienes que cambiarte a ti mismo y dejar de juzgar a las personas que te rodean para eliminar la causa raíz de la negatividad en tu cabeza. Déjalos ser como son e interactúa menos con ellos.

Simplifica las pequeñas decisiones diarias para que tu mente tenga espacio para pensar mejores pensamientos.

Agregar

Expóngase a estímulos novedosos para que pueda pensar pensamientos creativos.

Las rutinas pueden hacerte o deshacerte. El trabajo de una rutina es poner las cosas en piloto automático. Una buena rutina puede ayudarlo a hacer las cosas, pero las malas rutinas habituales no dejan espacio para el pensamiento creativo o crítico.

Para hacer el mejor uso de las rutinas, planifica previamente algunas partes de tu vida y deje espacio para la novedad y la espontaneidad.

Rodéate de personas positivas e inteligentes que puedan seguir siendo positivas y desafiar tu forma de pensar al mismo tiempo.

Estas personas son difíciles de encontrar, así que si aún no las tienes en tu círculo, consume o aprende contenido de calidad de libros e Internet.

Puedes leer, ver o escuchar cosas intelectuales para mejorar el nivel de tu pensamiento. Compártelas con tus amigos para que puedan actualizar contigo. Si los dejas atrás, terminarás solo porque no subieron de nivel contigo.

Una manada de lobos es mucho más fuerte que un lobo solitario.

2. Observar y redirigir

Después de todos los beneficios que brinda la meditación, también te ayuda a pensar mejor.

¿Cómo?

Ayudándote a observar tus pensamientos y pasar al siguiente. Los pensamientos van y vienen en un abrir y cerrar de ojos y con la meditación entrenas tu mente para prestar atención a tus pensamientos.

Cuando eres consciente de tus pensamientos, puedes decidir dejarlos ir o entretenerlos.

Entreteniendo buenos pensamientos

Algunas personas dicen que tienen un problema con el pensamiento excesivo. En realidad, pensar demasiado no es el problema. Es más bien un regalo.

Si deseas desarrollar tus habilidades de pensamiento, debes pensar más que una persona promedio.

Entonces, en lugar de deshacerte de pensar demasiado, acéptalo.

El problema surge cuando pensamos demasiado en las cosas equivocadas. Nos volvemos adictos a pensamientos inútiles que no nos sirven para nada.

Para eliminar el problema real que es tener pensamientos inútiles, aprende a soltar.

Cómo superar la fatiga mental, según un gran experto.

Dejando ir

Sea consciente de sus pensamientos. Atrápate pensando. ¿Y decidir si quieres seguir pensando en ello o prefieres pensar en algo útil que pueda ayudarte a ti o a otros?

Si sus pensamientos son útiles, piensa demasiado como quieras.

Sé un pensador, no un habitante.

Cuando te sorprendas pensando, reemplaza cada pensamiento negativo por uno positivo .

Puedes reemplazar sus pensamientos con sentimientos, pensamientos o acciones positivos, ya que todos están interconectados.

3. Piensa y expresa

“El mundo tal como lo hemos creado es un proceso de nuestro pensamiento. No se puede cambiar sin cambiar nuestro pensamiento”. – Albert Einstein

Tienes el poder de pensar. Es tu deber usar tu poder para ayudarte a ti mismo y a tu mundo.

Crea un hábito de pensamiento para amplificar tu poder de pensamiento.

Dos de los mejores momentos para pensar son:

A) Durante los espacios vacíos o el tiempo de amortiguación

El arte del tiempo vacío está muriendo con el uso constante de dispositivos.

Yo mismo escucho podcasts mientras camino, viajo al trabajo, como, etc. Pero no debemos estimularnos en todas las situaciones.

Dale a tu mente tiempo para respirar y descansar. Hermosos pensamientos llegan durante actividades como limpiar, caminar, ducharse, hacer ejercicio, soñar despierto, etc.

Asegúrate de hacer al menos una de esas actividades durante el día para que tu mente tenga espacio para pensar.

B) Oblígate a pensar bien

No siempre puedes esperar que te vengan ideas y pensamientos. Debe prestar atención especial y un esfuerzo consciente para mejorar su forma de pensar.

Una de las mejores formas de forzarte a pensar bien es hablar con gente inteligente. Tener una discusión sana te ayudará a pensar mejor que pensar solo.

Otra forma de pensar bien es sacar tiempo para escribir. Puedes escribir publicaciones o entradas de diario . O puedes hacer una lluvia de ideas y enumerarlas.

De esta manera, no solamente verás tus pensamientos frente a ti para formularlos mejor, sino que también los almacenarás para acceder a tus buenos pensamientos fugaces más tarde.

“Los pensamientos tienen energía. Asegúrate de que tus pensamientos sean positivos y poderosos”. — Anónimo

Toma la responsabilidad de tus pensamientos en tus manos.

Crea tu entorno, observe sus pensamientos y toma una decisión consciente para pensar mejor.

Cuando tengas esos pensamientos hermosos y poderosos, no te los guardes para ti.

Usando o comparte tus pensamientos. No dejes que esos pensamientos se desperdicien. No dejes que el miedo o el ego te impidan hacer el bien mayor.

El mundo necesita tus pensamientos.

21 mejores maneras de cambiar tus hábitos de una vez por todas.

Fuente original del artículo

4 comentarios en «Cómo pensar como un optimista y mantenerse positivo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba