¿Qué hacer cuando odias tu propio cuerpo?

Escrito por Kira Hensley

El perfeccionismo aparece en nuestras vidas en muchos lugares. Un lugar particularmente dañino está en nuestras percepciones de nuestros cuerpos. La insatisfacción corporal es un fuerte factor de riesgo para los trastornos alimentarios, especialmente cuando el perfeccionismo está presente. Y, los estándares irrazonables e inalcanzables de un perfeccionista conducen a sentimientos de fracaso personal, estrés y ansiedad.

Ya lo ha escuchado todo antes: nuestra cultura valora la belleza y somos bombardeados desde una edad temprana con imágenes de nuestros estándares culturales. En el pasado distante, vimos un número limitado de personas con las que compararnos, en su mayoría quienes residían cerca de nosotros. En la actualidad, tenemos acceso al alcance de la mano a infinitas imágenes: personas de todas las formas, colores, tamaños, culturas, etc. plastificado y literalmente esculpido al ideal de nuestra cultura.

Y, por otro lado, tenemos el movimiento de positividad corporal. Tiene raíces honorables: La aceptación de nuestros cuerpos sin importar el peso o el tamaño. Sin embargo, establece una expectativa poco realista. Después de años de tener una mala imagen corporal, nos dice: ama tu cuerpo. Así que ahora tenemos algo nuevo para que nuestro crítico interno insista: ¿por qué no puedes simplemente amar tu cuerpo y aceptar tus defectos?

Bienestar, autoestima y felicidad: Una guía para alcanzar la estabilidad psíquica y la madurez personal (Clave).

En la vida cotidiana muchas veces nos vemos asaltados por pensamientos perturbadores, bajones anímicos, sentimientos de culpabilidad o de baja autoestima. A raíz de ello vemos el futuro con pesimismo y no somos capaces de superar dificultades.

 

Mientras escribo esto, Instagram tiene 15,3 millones de publicaciones en #bodypositive, la mitad de las cuales son imágenes de mujeres jóvenes que cumplen con el estándar ideal de belleza. La estudiosa feminista Amber E. Kinser* señala que publicar fotografías de tu cuerpo no ayuda a romper la asociación entre el valor de las mujeres y su apariencia física. Un mensaje confuso para las mujeres, sin duda.

 

¿Qué hacer cuando no amamos nuestro cuerpo?

Aquí hay 5 cosas basadas en evidencia que podemos hacer para disminuir nuestro enfoque en nuestros cuerpos.

  1. Apoya tu autoestima

Dedica tiempo y energía a desarrollar aspectos de ti mismo que te traigan un sentimiento de orgullo. Por ejemplo, me gusta pensar en mí misma como una madre amorosa, así que paso tiempo todos los días comportándome como una madre amorosa. Me siento orgullosa de estar en forma, así que camino y hago yoga todos los días. Entiendes la idea. He tenido que resolver problemas a lo largo de los años para mantener las acciones que me dan un sentimiento de orgullo, y han tenido altibajos, pero me han guiado en mis decisiones sobre cómo gastar mi tiempo y energía.

Autodesprecio: por qué te odias a ti mismo y cómo perdonarte a ti mismo.

2. Deshazte de las redes sociales

Prueba un pequeño experimento. Califica cómo te sientes con tu cuerpo en este momento en una escala del 1 al 10, siendo 10 lo mejor que te has sentido con respecto a tu cuerpo. Ahora, dedica 10 minutos todos los días durante una semana a mirar fotos en línea de tu celebridad, influencer, blogger de moda o fitness favorito. La investigación ha demostrado que la exposición a las redes sociales aumenta la vergüenza corporal, aumenta la presión para perder peso y aumenta el deseo de verse más atractivo. En realidad, por favor no hagas este experimento. (Verificación de la realidad: pasamos hora , no minutos, en las redes sociales todos los días haciéndonos esto a nosotros mismos). Mi feed personal de IG está lleno de animales bebés (Dios mío, los elefantes bebés son mi nuevo amor platónico) y citas de buenos sentimientos.

bebé elefante.jpg

3. Construye un mundo externo que no alimente tu perfeccionismo

¿Conoces a esos amigos con los que puedes ser tú mismo? ¿No te juzgan, no te critican y no tienes esa terrible sensación de «uf, tengo que intensificar mi juego» cuando estás cerca de ellos? Pasa tiempo con ellos. Mire alrededor de su casa: ¿tiene jeans que no le quedan bien? Deshazte de ellos. Pídele a tu pareja que no haga comentarios sobre tu cuerpo si te hace sentir incómodo. Aprende a reconocer cuándo tu imagen corporal se ve afectada y organiza tu mundo para no encontrarte con ese desencadenante con tanta frecuencia.

4. Construye un mundo interior que te apoye

La investigación sugiere que la autocompasión es eficaz para reducir los trastornos alimentarios y mejorar la satisfacción corporal, especialmente cuando hay perfeccionismo. La autocompasión implica bondad hacia uno mismo (en contraposición al auto-juicio), una humanidad común (en contraposición al aislamiento) y atención plena (en contraposición a la identificación excesiva con los pensamientos). Las personas con perfeccionismo luchan contra  sí mismos. Un ejercicio útil es encontrar una imagen de ti mismo cuando eras preadolescente, antes de darte cuenta de que te importaba lo que la gente pensara de ti. Imagina decirle las cosas que dices sobre tu cuerpo. Ahora, dile lo que necesita escuchar al entrar en la adolescencia de forma bondadosa y comienza a decirte esas cosas a ti mismo.

5. Valora a los demás por sus cualidades no relacionadas con la apariencia

Hay tantas facetas de un individuo: Personalidad, destrezas, habilidades, pasatiempos, talentos, logros, carácter, etc. Comienza por ver a los demás de una manera multidimensional, y esa apreciación a menudo se refleja en ti mismo.

No tienes que vivir con el diálogo interno abusivo de un perfeccionista. Los altos estándares pueden ser productivos, saludables y buenos para su autoestima; los estándares irrazonables son desadaptativos y se pueden cambiar. ¡Puedes hacerlo!

Cómo superar la fatiga mental, según un gran experto.

Fuente original del artículo

Un comentario en «¿Qué hacer cuando odias tu propio cuerpo?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba